¿Tomas todas las medidas necesarias a la hora de transportar la comida?

¿Mantienes una higiene personal y de materiales correcta?

Ya sabes que transportar y manipular alimentos es una actividad que puede transmitir fácilmente bacterias y contaminar la comida a repartir.

En esta época de invierno, cuando los constipados y gripes son comunes, te damos algunos consejos y recomendaciones necesarios para prevenir cualquier tipo de riesgo.

Si sufres de síntomas como tos, fiebre, malestar estomacal, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta o dolor muscular, te recomendamos que no realices repartos. Sigue los consejos del médico y reponte durante los días que sea necesario y los síntomas cesen.

Lávate las manos con regularidad, si puede ser con jabón o gel antibacteriano, sobre todo momentos antes de repartir o tras usar el aseo y tras estornudar, fumar o haber realizado algún tipo de limpieza.

Higiene y limpieza del material

  • No solo debes mantenerte limpio y con una buena higiene, sino también preocuparte por tu vehículo y tu material de reparto
  • Limpia tu bolsa térmica de forma regular, ¡intenta mantener una rutina de mantenimiento!
  • Limpia los pequeños derrames o manchas que se vayan quedando en tu bolsa
  • Para limpiar usa químicos específicos que sean seguros ante el posible contacto con alimentos

Posibles causas de contaminación alimenticia

Conocer las medidas protectoras para evitar la contaminación es totalmente necesario para poder conseguir una buena seguridad alimentaria en los repartos. Las mejores formas de evitar la contaminación son:

  • Usar una bolsa térmica adecuada que proteja la comida de diferentes elementos como las bacterias, gérmenes u otros factores externos.
  • Si llevas más de un pedido a la vez, mantenlos separados usando diferentes bolsas térmicas o cajas de reparto adecuadas para ello.
  • Asegúrate de que tus cajas y bolsas están bien sujetas a tu vehículo de reparto para evitar que los líquidos se derramen o la comida se caiga.
  • No guardes en la bolsa térmica ningún objeto u artículo que pueda contaminar la comida.
  • Evita abrir las bolsas y tocar la comida tras haberla sacado del restaurante.