Normas de seguridad

Todo el material que utilice el trabajador autónomo tiene que cumplir en todo momento, además de con la normativa aplicable en materia de entrega de comida a domicilio, con los siguientes requisitos:

CONTENEDOR DE TRANSPORTE

PRENDAS REFLECTANTES TRANSPORTE CON REVESTIMIENTO DE AISLAMIENTO TERMICO

  • Por motivos sanitarios los contenedores destinados al transporte de alimentos no pueden utilizarse para el transporte de otras mercancías.
  • El contenedor se puede usar a modo de mochila o montar de forma segura en una bicicleta/scooter.
  • Debe estar fabricada con materiales reflectantes en la parte posterior y en ambos lados.
  • Debe contar con la capacidad suficiente para transportar los artículos más grandes disponibles en nuestra plataforma.
  • Puede limpiarse a fondo con facilidad para mantener los estándares mínimos de higiene.
  • Costuras y juntas selladas para mantener la temperatura óptima de los alimentos.
  • El contenedor permite la separación térmica de alimentos calientes y fríos, así como la separación de alérgenos
  • Nota: esto se puede lograr disponiendo de un contenedor térmico pequeño.

PRENDAS REFLECTANTES

Prendas fabricadas con materiales retrorreflectantes en espalda, pecho, muñecas o mangas, para delinear la forma y el movimiento del cuerpo para ser fácilmente visible para los demás conductores y usuarios de la vía.

Nota: Los motoristas pueden querer dejar espacio debajo de la chaqueta para el uso de dispositivos de seguridad como por ejemplo coderas o protectores dorsales.

TRANSPORTE

En cuanto a sus dimensiones externas máximas ha de tenerse en cuenta que la carga nunca debe sobresalir lateralmente más de 50 cm a cada lado de su eje longitudinal y tampoco podrá sobresalir por la extremidad posterior (parte de atrás) más de 25 cm.

La carga transportada, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos de tal forma que no puedan:

1. Arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa.
2. Comprometer la estabilidad del vehículo.
3. Producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas.
4. Ocultar los dispositivos de alumbrado o de señalización luminosa, las placas o distintivos obligatorios y las advertencias manuales de sus conductores.